miércoles, mayo 11, 2016

ABDUCCIÓN EN POLONIA

El 10 de Mayo de 1978 en la localidad de Emilcin, Polonia el agricultor Jean Wallsky de 71 años regresaba a su casa cuando en el camino tuvo un encuentro con dos seres extraterrestres pequeños que saltaron a su carreta que tenían los rostros de color verde, ojos oblicuos, una rendija en lugar de boca, uniformes negros algo similar a los de buzos, pequeñas aletas entre sus dedos y hablaban un lenguaje extraño, el testigo en ningún momento sintió miedo.

Jean Wallsky relató que metros mas adelante se encontró con un objeto flotante que hacia un movimiento hacia arriba y hacia abajo, era de apariencia metálica, tenia la forma de un cubo con soportes en las esquinas, el testigo la describió con la forma de una rosca de taladro que giraba todo el tiempo, pero a pesar de ello era un objeto totalmente silencioso.

Boceto - dibujo del OVNI
Jean Wallsky fue invitado a entrar, de pronto una puerta que antes no era visible en absoluto, se abrió a un lado del objeto y bajó una especie de ascensor similar a una plataforma apoyada por cuerdas de donde salio otro miembro de la tripulación, sin embargo uno de los extraños seres permaneció en el suelo mientras que Wallsky y uno de los primeros seres se subían en la plataforma.

Jean Wallsky describió a los periodistas que al interior de la nave todo era de color negro grafito, no había luces, no había interruptores, no aparecía ningún dispositivo, la única pieza de equipo que noto Wallsky fue una especie de mandos que sobresalían de las paredes del objeto.

Los seres extraterrestres le pidieron que se desnudara, así lo hizo el testigo y estos seres realizaron una serie de mediciones sobre su cuerpo usando unos dispositivos parecidos a 2 platos unidos de tamaño pequeño. Lo que provocó mas interés en los seres fue el cinturón de cuero que llevaba el testigo.

Jean Wallsky y el detector de mentiras.
Una vez que terminó el examen, le dijeron que se vistiera, entones Wallsky junto a uno de estos seres dieron un paso atrás en la plataforma la cual inmediatamente bajo deteniéndose a unos 50cm del suelo.

Durante la investigación realizada por diversos estudiosos del tema OVNI, se excluyo absolutamente que Wallsky hubiera elaborado esta historia, ya que cambien paso por el infalible detector de mentiras.

Este caso impacto profundamente al país de Polonia que incluso se vendió en formato de historieta. Para recordar este caso se instalo un monumento (año 2005) en el preciso lugar donde se afirma que estuvo el OVNI, aquel monumento fue construido por la fundación Nautilus (organización que se dedica a investigar a los OVNIS en Varsobia)

El 10 de mayo de 1978 en Emilcinie un OVNI aterrizó, la verdad nos sorprenderá en el futuro. 
Monumento
construido por la fundación
Nautilus
Leer más...

domingo, abril 24, 2016

EXTRATERRESTRES EN PUERTO RICO


La aparición de cinco extraños seres extraterrestres ocurrió en la madrugada del día 3 de marzo de 1980, a las 3.30 horas, en las cercanías de la residencia de las familias Rodríguez Cruz y Delgado del Bo, en el barrio Buen Consejo, de Río Piedras, en Puerto Rico.

Los testigos son los hermanos, Vivian Celso Cruz de 16 años, y José Celso Cruz Rodríguez de 12 años, vivían en la calle Canales N°148, del barrio de Buen Consejo. A éstos hay que añadir el señor Luciano. Rivera, de 48 años y también vecino de la Calle 21, N°433, en el barrio Hill Brothers de Sabana Llan, Río Piedras. El señor Rivera es mudo y pese a ello se esforzó por relatar el sucesos vivenciados con su compañero, lo que vieron esa madrugada, a las 3.30 horas en las inmediaciones de la calle paralela a la finca de la familia Cruz Ramos.

Aquella noche los hermanos "Cruz" se encontraban durmiendo en su casa, cuando de pronto fueron despertados por un ruido producidas por unas planchas de cinc que se encontraban en el patio, ademas por los fuertes e insistentes ladridos de los 2 perros de la familia. La testigo vio en el patio una figura (pese a que el lugar no contaba con luz) en ese momento pensó que no podía tratarse de un ladrón, pero luego cambió de opinión ya que alcanzo a percibir cuatro "personas" más, de extraña apariencia física, completamente fuera de lo común. 
Rápidamente, la joven despertó a su hermano, José Celso, y los dos pudieron ver cómo los extraños seres andaban por el patio, como si estuviesen en búsqueda de algo. Aparentemente tenían interés en las jaulas que contenían gallinas y algunos polluelos. 

Declaración de la testigo: Vivian,

"Ellos eran raros, tenían la apariencia de personas, pero eran diferentes... Había 5 de ellos, pero dos de ellos eran más grandes, cómo de 1,52 m, y los tres restantes eran pequeños, de 90 cm. Los altos eran esbeltos y tenían más parecidos a nosotros. Llevaban vestidos unos trajes ajustados oscuros de color marrón (tipo buzo) estos trajes les cubrían hasta la cabeza, peor no las manos, ni las orejas, que eran alargadas y en punta, tampoco les cubrían la cara; estas partes tenían color gris. Pude observar que tenían las manos grandes y  con membranas entre los dedos, similar a los patos." 

 En relación al aspecto de los 3 Humanoides pequeños; la joven comentó lo siguiente:

"Los chiquitos eran como de 90 cm de alto, de cuerpo más pequeño; tenían el pecho más ancho, los brazos de los seres de mayor tamaño eran grandes y largos, los de los pequeños precian como colgantes y caídos hacia adelante. Esto les daba la apariencia de jorobados, pero en realidad no lo eran. Tenían el cuerpo como cubierto de escamas o como unas pequeñas protuberancias (similares al acné) de color oscuro-marrón que les cubrían a excepción de las manos y de la cara; ademas tenían las orejas grandes y en punta como los seres grandes."

Continua:

"A éstos seres pude verles la cara cuando solo uno de ellos pareció percatarse de que José y yo los estábamos observando y se fijó en nosotros. Tenia la cara de color gris y alargada, con la quijada en punta; dando a la cabeza una forma de pera, tenían ojos y párpados grandes; sus ojos parecían brillar como los de un perro en la oscuridad. No pude fijarme bien en su nariz y boca ya que sus ojos me llamaron mas la atención. Ademas tenían una especie de casco adherida una cresta en la parte central. Las manos eran iguales a las de los seres grandes y los pies parecían como los de los patos." 

Ninguno de estos 5 extraterrestres caminaba, sino que ellos parecían moverse a base de cortos saltos, los hermanos pudieron sacar una conclusión de que los dos seres más altos parecían dar mandados a los pequeños.

Estos humanoides alienigenas parecían estar buscando algo, movían las cosas que estaban cerca de ellos, ademas parecían muy interesados en los pollos, manipulaban la jaula y la forcejeaban, mirando fijamente el interior de esta, lo curioso fue cuando la testigo se dio cuenta que los perros ladraban arduamente, mientras que una cabra y los pollos parecían estar muy tranquilos y no sentir nada de lo que sucedía; "después de unos minutos parecía que los perros tenían mucho sueño, estos se durmieron junto a mi y no respondían a ningún llamado."

En un momento, el que parecía el "jefe", que era uno de los dos grandes de altura, este tenía una bola de metal plateada en la mano derecha, luego se agachó y recogió un espejo viejo "retrovisor de auto" que estaba tirado a un lado de la jaula, mirándolo y examinándolo durante unos minutos, para luego dejarlo en el suelo.

"Lo extraño es que justo a un costado de donde estaba el pequeño espejo había una plancha de metal la cual es usada por Doña Ana para tapar un roto en la jaula de los pollos, al día siguiente, cuando fuimos a inspeccionar el lugar encontramos esta misma plancha pero con una silueta grabada en su superficie, la silueta tenia forma de mano, similar a la de los seres, ademas esta plancha estaba caliente y tuvimos que esperara como hasta la una del medio día para poder examinarla completamente (demoro mucho tiempo en enfriarse). También al observar los sitios donde ellos habían estado, pudimos darnos cuenta que había unas manchas húmedas de una sustancia líquida rara, que tardó mucho en evaporarse o secarse."

"Luego de estar mirándolos por media hora aproximadamente, de pronto se escucho el ruido de un carro y se vio la luz del mismo. Entonces los extraños seres humanoides parecieron inquietarse y se dirigieron hacia el borde del terreno que da hacia la vía marginal a la avenida 65 de Infantería; después no los vi más."

¿Porqué Vivian no aviso a sus padres? Por que la casa está dividida en dos secciones separadas entre sí, si ella quería llegar hacia sus padres tendría que pasar por el patio donde estaban estos seres extraterrestres / aliens, también no quería llamar a sus padres con gritos por que estaba fascinada por lo que estaba observando.

La testigo señaló además que sentía grandes deseos de bajar y presentarse ante los seres, pero decidió no hacerlo por precaución, aunque "intuía" que los misteriosos visitantes no le harían ningún tipo de daño.

Los padres de los jóvenes testigos, señores Ramonita Rodríguez y Celso Cruz, creyeron lo que les contaron sus hijos, y señalaron  que, incomodados por los insistentes ladridos de los perros, intentaron levantarse para ir a ver lo qué sucedía, pero sentían una especie de adormecimiento o sorpor que terminó por vencerlos, optando por quedarse en la cama y rendir la siesta. Investigación realizada por Antonio Rivera / Encuentros con Humanoides
Leer más...

domingo, marzo 27, 2016

EXTRATERRESTRES PISAN TIERRA EN BRASIL

El curioso encuentro con humanoides extraterrestres sucedió en Brasil, en el estado de Río Grande do Sul en inmediaciones del lago: Lagoa Negra, la cual es una inmensa extensión que abarca paralelamente a la costa brasileña, entre Porto Alegre y Río Grande do Sul. Este informe detallado se publicó en la prestigiosa revista Phénomenes Spatiaux de París.

El caso se sitúa en los primeros días de enero de 1958, entre las 20 y las 22 horas, en una noche clara y sin ventisca. Cinco fueron los testigos, lo cual otorga gran solidez al caso. Esta familia eran el propietario de la fazenda, la familia estaba compuesta por esposo, esposa, un hijo, una hija y el capataz. La observación duro 20 minutos aproximadamente

Todo inició con el avistamiento del objeto por uno de los miembros de la casa, el cual advirtió a los demás. El OVNI tenia forma redondeada de unos 10 metros de diámetro por 3 metros de alto aproximadamente, estaba acabado por una cúpula redondeada,

El OVNI tenia apariencia metálica y brillante, el objeto desconocido emitía una intensa luminosidad de color rojo claro, el objeto se hallaba suspendido a unos dos metros del suelo, como si estuviese flotando. Estaba completamente inmóvil, no se podía percibir el movimiento de rotación (mas adelante, cuando el objeto comenzó a alejarse, los testigos creyeron ver que giraba sobre sí mismo muy pausadamente)

La luminosidad rojiza emanaba el objeto llego a irritar los ojos de los observadores, provocandoles lagrimeo. Esta luz entraba por las ventanas,puertas y rendijas y al difundirse, se iluminaba en totalidad el interior de la casa. La distancia entre el objeto y la hacienda era 390 metros en línea recta. (fue medido después de los acontecimientos)

Los Humanoides Extraterrestres hacen su aparición y pisan tierra.

Los 2 primeros ocupantes que salieron del lado del ovni eran de gran estatura, los testigos aproximan unos 2 metros. Su vestimenta era una especie de mono de vuelo de color blanco, con un gran cinturón o cinto también del mismo color. El cuello de la vestimenta era alto y de color negro. La cara de las entidades era grande y sus cabellos eran largos, tan largos que les caían hasta los hombros.

La niña manifestó hacia su madre "Parecían santos" cuando esta pudo verlos mas cerca, Estos humanoides parecían ser de raza blanca. Sus pies estaban descalzos y eran de gran tamaño, tenían las manos eran muy largas. Andaban rígidos, sin doblar las rodillas. Luego tres seres que aparecieron en escena, ellos eran mucho más pequeños, aparentemente no podían sobrepasar el 1,40 m de altura. Su vestimenta era un mono de color marrón con una especie de faja del mismo color en la parte de la cintura. Estos seres pequeños también tenían el cabello largo hasta los hombros, parecieron también ser de raza blanca, en diferencia de los dos primeros, los pequeños calzaban unas botas pequeñas y se movian con mucha mas velocidad, pero en ningún momento abandonaron el lugar debajo del disco.

Los tres pequeños humanoides extraterrestres no se alejaron en ningún momento del OVNI. Los dos seres más altos, en cambio, sí se movieron, encaminándose hacia la cerca alambrada. Llegados frente de la cerca, siguieron una pequeña acequia que sigue dicha cerca, hasta la mitad (aproximadamente) de la distancia que había entre el ovni y la puerta de dicha cerca (ver dibujo). Una vez llegados allí, los seres regresaron a su nave, volviendo hacer este mismo camino. La segunda vez se acercaron a la puerta de la cerca, dieron un ligero rodeo, para luego detenerse frente a un pequeño puente de tablas que permitía cruzar la acequia. Por lo que se pudo ver, los seres estaban indecisos, y también esta vez volvieron sobre sus pasos. 

Imagen representativa.
En la tercera vez, partieron en nave por el mismo camino que habían recorrido, poco antes, esta vez atravesaron el puente y llegaron hasta la puerta de la cerca, la cual abrieron y entraron en la finca, luego volvieron a cerrar la puerta y siguieron andando en dirección a la casa. 

Por otro lado, el propietario de la casa y el capataz habían salido despavoridamente de la vivienda y se habían echado boca abajo, a la cubierta de dos palmeras que, al estar ubicadas en una ligera elevación del terreno, les permitían ver los acontecimientos sin ser observados. El valiente capataz llevaba consigo a mano un fusil, por si algo sale mal. La apacible esposa del propietario y sus dos hijos pequeños se habían quedado en el interior del hogar. El niño asustado por la luz rojiza, se había escondido debajo de unas tantas. La niña y su madre, observaban por la puerta casi abierta (entreabierta) a los misteriosos ocupantes del disco, que avanzaban hacia la casa.

Ademas resulta curioso señalar el comportamiento de los cinco perros que tenia la familia. Se trataba de unos muy feroces mastines, que hubieran ladrado y atacado a cualquier intruso. Pero en esta ocasión permanecían completamente tranquilos. No se alarmaron ni en lo más mínimo cuando los dos seres de 2 metros de alto cruzaron la cerca y entraron en el recinto de la hacienda. El capataz se alarmo ante la pasividad de los canes, y decidió dar el pare a los intrusos. Inmediatamente después el inquiero propietario le ordenó callar. Cuando los ocupantes del disco ya estaban a unos 60 metros de la casa, fue entonces cuando la niña gritó: !Olhe maezinha, Parecem santos! traducido: (Mira, mamaíta! ¡Parecen santos!)

La esposa, muy asustada, por la exclamación de su hija, decidió llamar a su esposo, para hacerlo entrar. Cuando ella abrió la puerta de la casa y gritó, llamando a su marido, los seres humanoides se detuvieron, y, de pronto dieron media vuelta, regresando sin apresurarse al disco volador, recorriendo el mismo camino que habían echo uso a la ida. Después, todos los seres tanto grandes como pequeños se embarcaron en la nave, y esta se elevó verticalmente, con un ligero movimiento de rotación.

Al día siguiente, los hombres inspeccionaron el terreno, encontrando dos tipos de huellas: unas eran pequeñas y parecían causadas por una suela sin tacón: en el centro mostraban una especie de estrella de cinco puntas; otras eran grandes, como causadas por pies descalzos con dedos muy largos y el talón puntiagudo. 

¿Qué habría ocurrido si la señora de la casa no hubiese salido al exterior para llamar a su esposo? (Ya que la investigación asegura que el grito de la señora fue la que hizo regresar a su nave a los seres "extraterrestres".) ¿Se hubiera establecido un contacto "amistoso" entre los extraterrestres y los terrestres. o quizá aquellos seres tenían otras intenciones?
Leer más...

domingo, marzo 20, 2016

EL EXTRATERRESTRE QUE ME INVITÓ A ENTRAR EN SU NAVE ESPACIAL


José C. Higgins fue testigo de un encuentro peculiar con seres Extraterrestres Humanoides, el caso sucedió en Baurú, localidad del estado de Sao Paulo, región del Paraná, al oeste de la colonia Goio-Bang, Brasil.

El topógrafo José C. Higgins, cuenta que el se encontraba el día 23 de julio de 1947, en el término de Baurú, haciendo unos trabajos de topográficos, cuando, al cruzar uno de los raros descampados de la región, escucho un silbido profundo y grave que llamo rápidamente su atención. Con la mirada al cielo vio entonteces algo que le puso la piel de gallina: una extraña nave aérea con forma circular, con rebordes similares a los de una capsula medica. Los hombres que acompañana a José C. Higgins huyeron despavoridos ante aquel acontecimiento, pero José C. decidió quedarse sin saber porque y aguardo los acontecimientos.

El OVNI recorrio el terreno en un circulo cerrado y aterrizo suavemente a unos 50 metros del lugar donde Jese C. se entontraba, se aproxima que el ebojeto tenia unos 30 metros de diámetro, y 5 metros de altura, el OVNI estaba atravesado por tubos en diversas direcciones, 6 de los cuales dejaba oir un silbido ronco (sin desprender humo) 

Las patas del objeto volador no identificado al tocar el suelo se arquearon un poco mas, el color de la nave parecía ser blanco ceniciento, distinto a al color de la plata.

El testigo distinguió una pared que dejaba ver una ventana, provista de un vidrio o quizá algo semejante, tras ese cristal vio dos personas que le examinaban con aires de curiosidad, en primera vista comprobó a primera vista que los humanoides eran de aspecto extraño.

Después de unos segundos, uno de los humanoides extraterrestres se volvió hacia el interior del mismo y se abrió una puerta desde abajo, dando paso a tres humanoides enfundadas en una especie de tono transparente envolvía por completo la cabeza y todo, y que estaba hinchado como un neumático de automóvil (casco). A la espalda llevaban una mochila metálica, que me pareció formar parte integrante de la vestimenta. A través de esa ventana se podía ver perfectamente a las personas vestidas con camiseta, pantalones y sandalias, no hechos de tela, creo, sino de papel brillante.

El ser humanoide tenia los ojos muy redondos y grandes, sin cejas, pero con pestañas. La cabeza la tenia calva. No tenían bigote ni barba, de cabeza grande y redonda, las piernas más largas que las proporciones comunes o de las que conocemos. En cuanto a la altura era aproximadamente 2.10 cm, ya que el testigo tiene (1.80cm) y aproxima que los seres extraterrestres eran 30 centimetros masa altos que el.

Los seres humanoides tenían gran parecido entre ellos, a tal punto de parecer gemelos, tanto los que estaban adentro de la ventana y los que estaban afuera 

Uno de ellos llevaba en la mano un tubo del mismo metal que el aparato, y me apuntaba con ese pequeño tubo. Pudo notar que hablaban entre ellos. Oía perfectamente las palabras, pero no las entendía. Los extraterrestres hablaban en una lengua que el testigo nunca había oído.

A pesar de su gran y aventajado porte, los seres se movían con increíble ligereza y agilidad, formado un triángulo en mí entorno. El extraterrestre que empuñaba el tubo me invitó con gestos cordiales a entrar en su imponente nave espacial. 

José se aproximó a la puerta y solo pudo ver un pequeño cubículo. "Comenzó a hablar haciendo gestos para que le comprendieran, preguntando adónde le querían llevar,

Ellos aparentemente comprendieron la gesticulación y el que me pareció el lider dibujó en el suelo una esfera rodeado de siete círculos. Deseando señalar el sol en el espacio, me indicó el séptimo círculo, señalando luego a la nave. El testigo quedo mudo de espanto con tan insólita invitación. Y se preguntó para sus adentros “¿Salir vivo del mundo? No! Eso no iba conmigo!” Ante esta perspectiva, reflexiono “Me resultaba imposible luchar, pues ellos me superaban en numero y eran más fuertes físicamente. Entonces tuve una idea. Había observado que ellos evitaban ponerse al Sol. Así es que me dirigí hacia la sombra y sacando del bolsillo mi billetera, les enseñe la fotografía de mi esposa, diciéndoles por medio de gestos que quería ir a buscarla.”

Estos seres no me detuvieron. Salí agradeciendo mucho a Dios, me interné en la espesura, desde donde me puse a observarlos. Jugaban como niños, saltando y lanzando a lo lejos piedras de tamaño descomunal.

Pasó aproximadamente media hora, después de mirar con curiosidad y detenidamente los alrededores, entraron en el aparato, que se elevó en el aire con el mismo pitido. Elevándose, se dirigió hacia el norte, perdiéndose rápidamente entre las nubes. 

En palabras del testigo referido al lenguaje de los seres extraterrestres:

Recuerdo solo dos palabras: “Mamo” y “Or que”, aquélla que era para designar al Sol y que ésta el séptimo círculo del dibujo. 

¡Si pudiese estar seguro de que habría vuelto, sabe Dios por dónde andaría yo a estas horas! 

»Habrá sido un sueño? ¿Fue realidad? A veces dudo de que esto haya acontecido realmente, pues bien pudiera ser que todo ello no haya pasado de ser un sueño extraño, pero bello.»
Leer más...

miércoles, marzo 16, 2016

Aparición de un extraterrestre en España


A principios de enero de 1968, el investigador Ribera Antonio, recibió una carta anónima, dicho documento llegaba desde Quero, un pueblo de Toledo en España, donde se mencionaba el encuentro frente a frente con un ser Extraterrestre, dicha carta relataba:

Leer más...